Home » Cosas de Las Olas, Manual de Amantes: Edicion Bilingue: Castellano-Catalan by Carlos Magana
Cosas de Las Olas, Manual de Amantes: Edicion Bilingue: Castellano-Catalan Carlos Magana

Cosas de Las Olas, Manual de Amantes: Edicion Bilingue: Castellano-Catalan

Carlos Magana

Published April 14th 2014
ISBN : 9781499147148
Paperback
150 pages
Enter answer

 About the Book 

Tan es asi, que al cabo, puse rumbo al horizonte como me habia propuesto y no dude en dejarlo todo en manos del piloto, una vez envergadas y dispuestas las velas como mandan los que saben y explican los libros. Se le fue de poco porque tras ochenta yMoreTan es asi, que al cabo, puse rumbo al horizonte como me habia propuesto y no dude en dejarlo todo en manos del piloto, una vez envergadas y dispuestas las velas como mandan los que saben y explican los libros. Se le fue de poco porque tras ochenta y pico horas aparecio, media cuarta por proa, justo entre la obencadura y el palo, detras mismo de la genova como prenada en la noche, el sanguinario faro de las Iles Sanguinaires, aspero y hostil y ciertas mortecinas lucecillas de ventanas con amantes. Tan cierto es, que a la amanecida, secandose ya el relente, cafe en mano, el ultimo cigarrillo de aquella hora en que todos, excepto tu, duermen, se me arrimaron al oido los de siempre: El principito, Clochette, Laika e Ismael, y se me pusieron a hablar, no siempre uno por uno, que si los delfines, que de donde aquella racha. Que que pasa con las olas que hace dias que no les mecen ni les cuentan cuentos de princesas que vivian en el crater de la luna, que nada tan rico como la pasta al aglio e olio, que se marchan de nuevo, que ya nos veremos y que me han dejado unos versos por ahi. Tan es aixi que, al cap i la fi, vaig posar rumb a lhoritzo tal com mhavia proposat i no vaig dubtar a deixar-ho tot en mans del pilot, una vegada envergades i disposades les veles com manen els que saben i expliquen els llibres. Li va anar de poc perque despres de vuitanta hores i escaig va apareixer, mitja quarta per proa, just entre lobencadura i el pal, darrere mateix de la genova com prenyada a la nit, el sanguinari far de les Iles Sanguinaires, aspre i hostil i certes esmorteides llumetes de finestres amb amants. Tan cert es que, a trenc dalba, assecant-se ja la rosada, cafe a la ma, lultim cigarret daquella hora en que tots, excepte tu, dormen, sem van acostar a cau dorella els de sempre: el Petit Princep, Clochette, Laika i Ismael, i sem van posar a parlar, no sempre un per un, que si els dofins, que don era aquella ratxa. Que que passa amb les onades que fa dies que no els gronxen ni els expliquen contes de princeses que vivien al crater de la lluna, que res es tan ric com la pasta a laglio e olio, que sen van de nou, que ja ens veurem i que mhan deixat uns versos per alla.